Implante de Pantorrilla

La importancia estética de las piernas es muy alta, su falta de desarrollo crea un efecto antiestético creando formas que dañan la figura. Además este defecto puede acentuar otros, por contraste, como el grosor de los muslos o las caderas.

El remedio más eficaz es la colocación de prótesis que dan a las pantorrillas el volumen y la forma deseados.

A veces el problema afecta a una sola pierna, debido a un traumatismo o la poliomielitis, y hace aún más evidente el defecto.

alarm-clock.png

Intervención

1 hora

ok-like-hand-sign.png

Recuperación

1 semana

hospitalization.png

Cama

1 dia

injection.png

Anestesia

General o Epidural

trophy-cup-silhouette.png

Resultados

Permanentes

gefaesschirurgie-tagesklinik-am-brand.jp
5c12c96cc34e3.jpg

En Qué Consiste

El procedimiento consiste en realizar una incisión de cuatro centímetros de longitud cerca del pliegue posterior de la rodilla. Así se crea un bolsillo entre el vientre interno del músculo gemelo y su aponeurosis. Esto sirve para colocar en esta cavidad una prótesis adaptada a las necesidades de cada paciente. En este sentido hay que destacar que los implantes son específicos para cada zona anatómica.

 

La duración de la intervención es de aproximadamente 1 hora y la intervención se realiza bajo anestesia epidural o general.

 

Los Beneficios

Mediante la implantación de una prótesis se puede corregir la falta de desarrollo y se consigue recuperar la armonía y proporción estética, siempre mediante unos resultados muy naturales.

 

La pantorrilla bien torneada realza todo el contorno de pierna y muslo. Las piernas, en general, constituyen el soporte por el que comienza una buena figura.

 

Pre-Operatorio

Como en toda intervención quirúrgica, se requiere un examen pre operatorio del paciente para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación.

Preguntas frecuentes

¿En qué casos está contraindicada la intervención?

Cualquier intervención quirúrgica está desaconsejada en caso de padecer alguna enfermedad que pueda interferir en el proceso quirúrgico o anestésico. Es importante no fumar o reducir el consumo de tabaco tres semanas antes y después de la intervención, ya que influye en la calidad de la cicatrización.

 

¿Qué riesgos tiene la intervención?

En la cirugía para aumento de volumen de las pantorrillas, los riesgos más graves pueden ser el cambio en la sensibilidad de la piel de las piernas, algo raro, pero posible, con pérdida temporal o permanente de la sensibilidad. También puede ser posible una alteración de la cicatriz, aunque resulta muy poco común. Otro de los riesgos es la extrusión del implante, algo posible si falta una capa adecuada de tejido o si se produce una infección. También se puede contemplar la posibilidad de que se lleve a cabo un desplazamiento del implante acompañado de una distorsión en la forma, otra posibilidad muy rara pero que significaría una segunda operación para corregirla. También, al igual que en las prótesis de mamas, puede producirse una contractura capsular o endurecimiento del tejido cicatricial alrededor de la prótesis pasado un tiempo.

 

Además, se deben contemplar los riesgos inherentes a toda operación. Los principales son la aparición de infecciones postoperatorias y hemorragias y los relacionados con el uso de la anestesia.

 

¿A partir de qué edad puedo operarme?

A partir de los 18 años.

 

¿El postoperatorio es muy doloroso?

No, las molestias son escasas.

Post-Operatorio

De una forma general, una estancia de 36 horas en la clínica es suficiente para realizar el tratamiento.

 

El paciente se recupera progresivamente de forma que al cabo de una semana pueda caminar a un ritmo normal. Pasado este período, los puntos de sutura se retiran y la cicatriz queda reducida a una extensión de unos cuatro centímetros cerca del pliegue posterior de la rodilla. De todas formas, se aconseja utilizar medias elásticas de compresión durante tres semanas.

Cuidados Post operatorios Generales

Uso de medias elásticas, durante el periodo de recuperación

Ten cuidado con tu actividad física, reduce a cero ejercicios o actividades extenuantes

Controles médicos post quirúrgicos programados después de la cirugía.

Cuida tu alimentación, evita lácteos y alimentos grasos, procura una dieta blanda en el periodo de recuperación